Las inexactitudes oficiales de Peñarol pretendiendo atribuir al CURCC un “origen obrero y popular”

La consigna que en una franja de cincuenta metros de largo pintó el Consejo Directivo de Peñarol en la tribuna cabecera del estadio de su propiedad, donde concurre la parcialidad más combativa del club, no responde a la documentada verdad histórica. Esta columna de opinión personal –que no involucra a la Asociación de Historiadores e Investigadores del Fútbol Uruguayo (AHIFU) tal como se advierte a los lectores en la portada de esta página web-, demostrará con algunas pocas pruebas documentadas de las centenas que existen al respecto y oportunamente revelaré en un libro de próxima aparición, del error cometido al pintar la consigna referida. El origen de los clubes deportivos desde el nacimiento del Uruguay independiente y hasta un momento que puede situarse a partir de 1896 –año de los grandes triunfos del Albion FC en Buenos Aires que aportan a la masificación del football association-, fue obra de los acaudalados residentes británico aristocráticos y de sus jóvenes descendientes, que llegaron a estas tierras para desarrollar  los negocios vinculados con la revolución industrial que pusieron en marcha, trasladando todas sus

Read more

RAUL BENTANCOR

  Su pasión fue el fútbol al que dedicó su vida. Fue un notable futbolista y luego excelente entrenador que los danubianos tuvieron la suerte de disfrutar. Comenzó dribleando en el Guayaquí, un equipo formado por los botijas del barrio, luego –más en serio- jugó en Chacarita, Luz Oriental y La Enramada. En octubre de 1947, en un bar de Punta de Rieles, donde trabajaba, conoció a Vicente Bolumburu, por aquel entonces dirigente danubiano, quien le posibilitó ir al Parque Hugo Forno a mostrar sus virtudes. En Danubio se encontró entre otros, con Hugo Bagnulo, quien en el ocaso de su carrera como jugador realizaba sus primeras armas como entrenador. Fue fichado y en poco tiempo debutó en la Reserva y sobre el final del Campeonato Uruguayo de la “B”, que Danubio ganó, jugó algunos partidos en el equipo principal. En 1948 con Danubio ya en el “círculo de privilegio”, formó parte de un plantel verdaderamente de excepción: “Banana” Maceiras, Urbano Rivera, “Mingo” Sagastume, Romerito, el “negro” Larrosa, “Poroto” Britos, Perdomo, Armandito Olivera. En esa temporada no jugó regularmente, pero

Read more

UN VISIONARIO: ING. HECTOR DEL CAMPO

Su notable carrera directriz no gozó de privilegios, todo lo alcanzado fue exclusivamente en base a sus propios méritos. En 1968 comenzó su actividad en Danubio y a lo largo de su trayectoria ocupó diversos cargos: vocal, tesorero, contador, delegado y finalmente fue presidente en dos períodos entre 1981 a 1988 y de 1991 a 1992. Si bien en todos los puestos su desempeño fue destacado, aún se recuerda su enérgica voz en las Asambleas de Clubes defendiendo los intereses danubianos, ya sea como delegado o presidente. Gracias a su firmeza y capacidad alcanzó en julio de 1974 la presidencia del Comité Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol, aquel que mereciera del público y prensa el honroso calificativo de “Ejecutivo de Oro”, entre los muchos aciertos debemos destacar la implantación de la Liguilla Pre-Libertadores. Desde el puesto más alto de nuestro fútbol intentó renovar y remover los vetustos regímenes que imperaban en la A.U.F. Aquel Ejecutivo extendió la actividad futbolística a todo el año, creando nuevos campeonatos como la “Liga Mayor” y además jerarquizó el propio Campeonato Uruguayo. Fue

Read more

Cerrito: un cuadro con alma de barrio

El equipo surgido en la esquina de León Pérez y Juan Acosta festeja sus 91 años y todos los vecinos lo celebran con orgullo. Nueve décadas repletas  de esfuerzos y sacrificios para que el cuadro salga a la cancha cada fin de semana y haga latir a los corazones bombeados por sangre verde y amarilla. Una historia fantástica en la que la pasión por el fútbol y el amor por el barrio se conjugan en una misma palabra. Aquel 28 de octubre de 1929, todo empezó de la misma forma. Un grupo de muchachos que se reunía  en la  esquina de León Pérez y Juan Acosta armaron un cuadro de fútbol para competir con otros combinados de similares características. Tiempos pretéritos en los cuales jugar a la pelota era el principal entretenimiento de la juventud  y obtener los lauros de la victoria representaba la mayor recompensa. Así nació Cerrito. Como tantos otros cuadros pero con algo muy particular, su nombre. Aquellos gurises liderados por Esteban Marino tuvieron la virtud de fusionar en una sola palabra la identidad del barrio con

Read more

Una vida en blanco y negro: Hugo Forno

Hugo Forno fue el presidente que condujo durante más temporadas a Danubio. A lo largo de sus dos mandatos acumuló 19 temporadas al frente de la presidencia danubiana. Fue un hombre que tenía los ojos encendidos por los fuegos del ideal y del entusiasmo. Su sonrisa amistosa y amable parecía amalgamar todas las voluntades danubianas. Don Hugo Forno fue un verdadero guía de Danubio en la rama institucional, el gran propulsor de transformar los sueños en realidad. Responsable del primer afianzamiento y posterior crecimiento danubiano. De pocas palabras y muchas realizaciones, con gesto sencillo y cordial, dueño de una gran personalidad, tuvo a bien cruzarse en la vida de Danubio y hacerlo parte de su propia vida. Curiosamente, los pibes fundadores de 1932, ignorando lo importante que sería después para el desarrollo del cuadrito de barrio, le vendieron varios números de la rifa que solventó la compra de las primeras camisetas. Poco después, los mismos botijas sufrirían una gran tragedia, un perro bull-dog destrozaría la pelota de un tal Leal, la única que tenía oficialmente el equipo, poniendo en peligro

Read more

Luis “Bicho” Silveira: “Me enamoré de la Selección en el Cilindro”

Un niño del Prado llegó de la mano de su madre a Stockolmo para comenzar a practicar básquetbol. Ella promovía diversas actividades complementarias a los estudios formales como forma de abatir el ocio y desarrollar diferentes inteligencias en sus pichones. El niño tomó la pelota anaranjada en sus manos y nunca más la soltó. A casi 4 décadas de aquella determinación, todo el deporte uruguayo debe expresar su agradecimiento eterno a Mireya por tan sabia decisión con respecto a su hijo. Luisito comenzó a dividir el tiempo destinado a la práctica deportiva entre el fútbol y el básquet hasta que optó por esta última disciplina. Su particular estilo de juego lo diferenció rápidamente de los demás y el apodo de “El Bicho” comenzó a repicar bien fuerte en los parqués de las canchas de ascenso. El carismático basquetbolista desarrolló una exitosa carrera profesional ilustrada por un nutrido palmarés en el ámbito de la competencia clubista y de la selección nacional. Se colocó por primera vez la casaca celeste sin mangas en el inédito torneo de jugadores menores de 1,95 metros

Read more

Juan “Cumba” Burgueño

Jugaba como bailando candombe, con ese grado de gracia y frescura. Idolatrado por quienes lo disfrutaron, está en la historia grande del fútbol uruguayo por pertenecer al plantel celeste que consiguiera el inigualado “Maracanazo”.  Una infancia difícil en el barrio Buceo, donde la única distracción posible lo comenzó a formar como jugador. En una época donde en Montevideo pululaban los “baldíos”, allí comenzó a jugar al fútbol dándole duro durante todo el día a la de goma o la de trapo. Debió alternar su pasión con el trabajo de vocear diarios en la esquina de Larrañaga y Ramón Anador, para ayudar a parar la olla. “Con el ejemplo de mis hermanos Alfredo y Américo que tallaron lindo en las canchas, me crié en los potreros del Buceo, escapándole a los rezongos de los viejos por las zapatillas rotas”, recordaba Burgueño. Sus comienzos en varios equipos del barrio y de allí a “El Chivero” que militaba en la divisional Extra de la AUF. Fue el primer paso para llegar a jugar en la “A”, porque le hablaron para ir a practicar

Read more

“Al Villa con amor”

Cuando un club y su barrio se fusionan en un nombre, parece que el cuadro lo representara mucho más.  Así es el caso de Villa Española, una institución que vive en el corazón de los vecinos hace 80 años fomentando la práctica del deporte y el desarrollo cultural de toda la comunidad. Comenzaba la década de los años 40 y la sociedad uruguaya se estremecía con las bélicas noticias que llegaban desde Europa. Las estrepitosas escenas del horror desencadenaba una nueva oleada de inmigrantes hacia estas latitudes en busca de la apreciable paz. La población de la capital crecía de forma constante y la ciudad ampliaba cada vez más sus ejidos. Los paisajes naturales de las chacras periféricas montevideanas sufrían una radical metamorfosis a partir del avance urbanizador propulsado por las fábricas generadoras de barrios. Las sirenas de los cambios de turno marcando la estricta rutina cotidiana, los vecinos conversando en la vereda luego de las 8 horas y los potreros repletos de jóvenes y adultos los fines de semana, eran algunas de las postales barriales típicas de aquellos tiempos.

Read more

Luis Suárez, Barcelona, Bayern y el 8 :2

Los ecos del estupendo partido que disputaron Barcelona y Bayen Munich por los cuartos de final de la antigua Copa de Campeones de Europea, conducen a reflexionar sobre los dos eternos extremos de la vida: el ayer y el futuro. El mundo del fútbol se rinde ante la aparición del dinámico equipo de Bayern Munich. Es el hoy. El futuro. En mi opinión con reminiscencias del estilo de juego del CA Defensor, magnífico campeón de la Copa Uruguaya de 1976. Por momentos, frente a la pantalla de la TV observando esas dos líneas de cuatro bien apretadas en la mitad de la cancha y los desenganches veloces hacia el ataque cuando el equipo conseguía la pelota, trajeron a la memoria aquel esquema que puso en práctica el Prof. José Ricardo De León con éxito singular. ¡Marcar a la pelota! sostenía el entrenador, mientras observaba la práctica de los titulare sin aquero, con él sentado en una silla la portería, enfrentando a los suplentes. Eran otros tiempo. ¡Sin televisión! Arispe, Jauregui, Salomón y Javier en la línea de atrás, Graffigna, Ortíz

Read more

LA HISTORIA DE LA CAMISETA DE DANUBIO

  La camiseta de Danubio significa más que una simple indumentaria deportiva. Es el manto sagrado para cada hincha que pide a sus jugadores que la transpiren hasta la última gota de sudor. La casaca danubiana ha sufrido una incesante modificación en sus modelos a lo largo de la historia, pero en cambio sus blanquinegros colores jamás variaron. La historia de la casaca de Danubio es tan particular como la propia fundación del club. Primeramente y bajo el nombre de Tigre, la primera camiseta (si así puede llamarse), surgió gracias al aporte de cada jugador de una camisa blanca, a la cual doña María (madre de los Lazaroff) le cosió un detalle negro a la altura del corazón. Luego y debido a la derrota de aquel primer amistoso, los pibes fundadores decidieron refundar el “cuadro”, para ello debían renombrarlo y conseguir camisetas “de verdad”. Doña María les solucionó el tema del nombre sugiriendo “Danubio” en honor al extenso río de Europa y la realización de una rifa fue la excluyente solución para financiar las necesarias doce camisetas. Cien números a

Read more