Martes 15 de julio de 1930 / Argentina venció a Francia con gol de Monti sobre el final


Muy, pero muy lejos del sentimiento actual donde las pasiones que despierta el fútbol en el Río de la Plata construyeron un grieta, especialmente en Uruguay donde nuestros aficionados son contrarios a reconocer los valores y el peso de la historia que Argentina tiene en el fútbol continental, hace hoy 90 años el pueblo oriental esperó anhelante con enormes muestras de simpatía el debut de la selección albiceleste. Había motivos para ellos. Uno muy especial. El Dr. Adrián Beccar Varela, presidente de la Asociación Argentina realizó un brillante discurso en el congreso de la FIFA en Barcelona, en mayo de 1929, argumentando a favor de la candidatura de Uruguay como país organizador del primer campeonato mundial de fútbol al margen de los Juegos Olímpicos. Las palabras del Dr. Beccar Varela fueron traducidas al francés en forma simultanea para los congresistas por el Dr. Enrique Buero. Esa sólida argumentación del destacado dirigente argentino ambientó que se adjudicara a nuestro país la organización del torneo. El Dr. Beccar Varela nunca más retornó a Montevideo. Contrajo en Barcelona una enfermedad mortal, falleciendo en Madrid unos días después de culminado el congreso.

La presentación sirve para transcribir el comienzo de la nota aparecida en El Diario en la noche del mismo martes 15 de julio de 1930, brindando varias páginas al debut de Argentina realizado en la tarde del mismo día. Varias fotografías se publicaron en la portada del vespertino y la página interior donde se brindó a los lectores la cronología del partido llevó el título siguiente: “Apenas faltaban 9 minutos para finalizar el match cuando Monti marcó el goal”.

La nota comenzó de este forma, aludiendo sin detallarlo minuciosamente, al hecho con el que comienza la presente información. “Los jugadores argentinos revelaron hallarse en excelentes condiciones física. El público hizo objeto de una calurosa ovación, testimoniando así su agradecimiento por las gestiones que hizo la Argentina en favor de Montevideo como sede del Primer Campeonato del Mundo”.

También agregó que “es indudable que el único atractivo que tenía para nuestro público, el match disputado esta tarde significaba la presentación del conjunto argentino, que es uno de los candidatos más serios para la obtención del título máximo.

Los albicelestes querían apreciar de cerca el estado de los ‘players’ argentinos, quienes al igual que nosotros llegar a la disputa con una preparación física que no puede ser más excelentes ya que ella ha respondido a un método adoptado luego de un minucioso estudio y apreciación de las características de cada uno de los jugadores”.

Otro aspecto destacar del enorme material escrito que El Diario ofreció a sus lectores en la noche del martes 15 de julio de 1930 fue el siguiente: “No obstante ser día de trabajo no menos de 30.000 personas asistieron esta tarde al Parque Central para ver el match Francia – Argentina. La nota fue la presencia de la mayoría de los jugadores uruguayos concentrados en el Prado”. El vespertino destaca la presencia de Rimet, Fisher, Coudrón, _Rouquette, Albarellos, Uhart, Usera Bermúdez, etc. etc. etc.”

Argentina salió a la cancha “con pantalón corto gris y saco del mismo color”. Argentina actuó con el siguiente equipo: Bossio, Dellatorre Muttis, Evaristo, Monti y Suárez; Perinetti, Varallo, Ferreyra, Cherro y Evaristo. Francia presentó los siguientes once jugadores: Thepot, Capelle y Mattler; Chantraine, Pinel y Villaplane; Liberati, Delfour, Machinot, Laurent y Langillier.