Sábado 12 de julio de 1930/ Se resolvió: el Mundial se iniciará en el Parque Central y Estadio de Pocitos; el “Stadium” se inaugura el 18 de julio


 

Y sobre la hora llegó la decisión. En la tarde del viernes ( la Copa del 30 se inició el domingo), a menos de 48 horas de los dos primeros partidos, se resolvió que los dos primeros Estadios Mundialistas serían el Parque Central y el Estadio de Pocitos, propiedad de Club Nacional de Futbol y el Club Atlético Peñarol. El estado del campo de juego del ” Stadium”, como era referido por la prensa de la época, y la intensa lluvia de días antes, decantaron la decisión en esa dirección. La resolución fue tomada por el Comité Organizador, que integraba el presidente de la AUF, Dr. Raul Jude; el presidente de FIFA, Jules Rimet, y el otro integrante de FIFA que se encontraba en Montevideo, Ing. Maurice Fisher.

El viejo Parque Central, inaugurado en el 1900, con sus tribunas de madera y una orientación perpendicular a la actual y que existió hasta la década del 40, fue uno de los escenarios para la apertura.

El Estadio de Pocitos, dónde jugó Peñarol en la década del 20 y hasta comienzos de los 30, fue el otro escenario elegido. Hoy inexistente, se encontraba en el actual barrio de Pocitos, en los alrededores de la intersección de las actuales calles Coronel Alegre y Charrúa. La intensa y fructífera labor de nuestro consocio, Enrique Benech, recientemente desaparecido, logró hallar la ubicación exacta de la cancha. Hoy, se pueden encontrar referencias al arco dónde Lucien Laurent convirtió el primer gol de las Copas del Mundo y el lugar dónde se encontraba el centro del campo, si se camina observando con atención las veredas en el entorno de Coronel Alegre y Charrúa.

El Diario destacaba con su título principal que ” A las misma hora se jugarán mañana los dos primeros partidos del Campeonato” . Y a modo de juicio concluyente, también establecía en segundo título : ” Decisión atinada “

Una suerte de editorial, en la que se consignaba el acierto de la decisión, para permitir una adecuada ” magnificencia” en la inauguración del ” Stadium” ( Estadio Centenario), también destacaba que desde el periódico se había insistido desde antes en la decisión que finalmente se tomó, con el inicio del torneo fuera del campo principal, dejando la fecha patria del 18 de julio, como fecha para presentar al mundo el escenario orgullo de los uruguayos.

Así, quedaron fijados los dos primeros partidos de la Copa

A las 14.45 del domingo 13 de julio de 1930 comenzaría la historia de las Copas del Mundo.

En el Parque Central sería el enfrentamiento de Estados Unidos y Bélgica

En el Estadio de Pocitos, jugarian Francia y México. El juez uruguayo Lombardi oficiaría de árbitro principal, y por ende, tendría el privilegio de señalar el primer gol en la historia de los Mundiales.

Los jugadores uruguayos tenían previsto concurrir al Parque Central. Los periodistas extranjeros serían ubicados en las respectivas Plateas.

La entrada general costaba 0,20 pesos uruguayos. La Tribuna, un peso y medio; y la Platea, dos pesos. Y para que observen que algunas cosas no son tan modernas, ya existian los ” PALQUITOS”, a un precio de 13 pesos.

Los socios de Peñarol y Nacional no tenían libre acceso a ninguna localidad. Los carné de la Asociación Uruguaya de Futbol podían ingresar a Tribuna. Se anunciaba también que se continuaría con la venta de abonos para el “Stadium”, pero que estos no serían válidos para los partidos en Parque Central y Pocitos.